El sistema de la salud

Antes de leer este artículo, debes leer la notificación legal de este sitio de Internet, que figura en el siguiente enlace:

Condiciones De Uso y Exención de Responsabilidad.

En primer lugar tengo que insistir en que NO SOY profesional de la salud, y, por lo tanto, tampoco médico ni nada que se le parezca.  Tengo que recordarte, no solamente porque la ley lo exige, sino porque creo realmente en eso, que nada en este escrito constituye consejo médico ni de ningún profesional de la salud, ni diagnostica, trata, cura ni previene ninguna enfermedad física ni trastorno psicológico, ni sustituye a ninguna recomendación que hayas recibido de tu médico o profesional de la salud, que cualquier acción que realices sobre la base de esta información se toma bajo tu exclusivo riesgo, que las solicitudes de asesoramiento personal de salud que recibamos, quedarán sin respuesta y que los problemas de salud deben consultarse con los profesionales de la salud legalmente habilitados.

Interrelación de elementos físicos, emocionales, intelectuales, filosóficos, ambientales, familiares y sociales.     

El verdadero naturismo higienista evita los extremos tanto biologicistas, como psicologicistas, como espiritualistas, etcétera, porque la salud psíquica o física depende de los siguientes cofactores, recursos o condiciones, todos importantes y relevantes, y que deben todos integrarse, porque EL BIENESTAR ES MULTICAUSAL (obedece a pluralidad de causas) y el sujeto sana y “enferma” en su “contexto”.  Estos serían entonces los fundamentales cofactores cocausantes del bienestar de salud.

1. Recursos correspondientes al sujeto:

1.1. Cofactores Físicos: abstinencia de tóxicos y de esfuerzos excesivos, dieta, descanso, reposo, sueño, semiayuno, higiene (incluyendo la higiene dental), etcétera -recurriendo en el menor grado posible a fármacos, cirugías, etcétera-.  El cofactor genético, es objeto de diferentes opiniones en cuanto a su importancia e invariabilidad.  Es decir, están surgiendo opiniones interesantes que sostienen que la genética no es tan determinante como tradicionalmente se ha creído.  Obviamente, casos tan graves como las malformaciones de nacimiento, no podrán ser discutidos con seriedad respecto del peso del cofactor genético.  La superación de esta clase de problemas ingresa, por supuesto, en el terreno del milagro.

1.2. Cofactores Emocionales: liberación del maltrato psíquico, reducción del estrés, desahogo de las penas, sentirse con derecho a la felicidad, permisión del placer, desintoxicación emocional -hay emociones tóxicas para cuerpo y mente-, inteligencia emocional, etcétera.  Este es el primer aspecto del “cofactor mental de la salud”.    Al respecto, me parece de máxima importancia el aporte de la Nueva Medicina Germánica de Ryke Geerd Hamer.  Los otros dos aspectos del “cofactor mental de la salud” son, en mi opinión, los elementos intelectuales y filosóficos o espirituales.

1.3. Cofactores Intelectuales: formación cultural apropiada, desintoxicación intelectual -hay ideas tóxicas para cuerpo y mente-, inteligencia intelectual,

1.4. Cofactores Filosóficos o Espirituales: elevación filosófica, amor, esperanza, serenidad, desintoxicación espiritual -hay filosofías tóxicas para cuerpo y mente-, aprovechamiento deliberado del efecto placebo, inteligencia existencial, inteligencia filosófica, inteligencia espiritual, etcétera.  En este apartado muchos ubican al factor “milagro”, en el cual yo también creo.

2. Recursos correspondientes al contexto del sujeto:

2.1. Cofactores Ambientales (ambiente ecológico sano).  Estamos en una época donde la industria contamina sin control, sin límite, porque el Estado no cumple su función, porque las industrias financian las campañas electorales de los políticos, y nosotros solemos votar a nuestros propios “verdugos”.  Las ciudades son prácticamente inhabitables, en términos de contaminación química, sonora, visual, etcétera.  Incluso el campo suele contaminarse mediante la agricultura química.  Ha llegado el momento de una reformulación del Estado, mediante la profundización de la República, el Estado de Derecho y la Democracia.

2.2. Cofactores Familiares: funcionamiento sano de la familia -solidaridad, amor, ausencia de violencia intrafamiliar física, psíquica, económica o sexual, etcétera-.  La violencia intrafamiliar es un infierno cotidiano, en todos los niveles sociales.  El grado de tortura que la mayoría de los padres cometen contra sus hijos no es comprendido ni siquiera cuando las propias víctimas se convierten en adultas, oportunidad en la que cometen los mismos crímenes contra sus propios hijos.  Somos “víctimas de víctimas”, pero alguna generación tendrá que despertar, para romper la cadena intergeneracional de la violencia.  “Violencia” es una palabra demasiado suave.  Hay que decir “crimen”.

2.3. Cofactores Sociales: auxilio médico o del profesional correspondiente de la salud, grupos de ayuda mutua de personas con malestares, controles médicos y odontológicos preventivos de rutina, funcionamiento sano  de la sociedad -justicia social, libertad, solidaridad, seguridad social, seguridad pública, buen servicio público comunitario de salud, educativo, preventivo, curativo y de investigación científica, etcétera-, inteligencia social, inteligencia solidaria, inteligencia sociopolítica, etcétera.

Incluso desde los ámbitos oficiales se atribuye esta frase al Dr. Ramón Carrillo, médico neurocirujano que fue ministro de salud pública de Argentina, entre 1946 y 1954:

Frente a las enfermedades que genera la miseria, frente a la tristeza, la angustia y el infortunio social de los pueblos, los microbios como causa de enfermedades son apenas unas pobres causas.”  (Contribución al conocimiento sanitario.  Buenos Aires, EUDEBA, 1974.)

La filosofía de la salud de Carrillo enfatizó la intervención social del Estado tanto en la asistencia del individuo enfermo, como en la higiene sanitaria del ambiente físico-biológico, como en la prevención social mediante la higiene del estilo de vida, la educación, la cultura y la justicia social general, incluyendo lo económico y lo cultural, lo cual constituye la medicina social, que realmente incide en la causa profunda de la enfermedad.

Dentro del “cofactor social” de la enfermedad, se encuentra, obviamente, la explotación laboral física y psíquica, que en ocasiones llega a situaciones de esclavitud, y el hambre y la miseria, como decía la cita del Dr. Carrillo.

Mariano Rodríguez

Si Lo Deseas , Menciona Este Material Y Su Dirección de Internet, Pero, Por Favor, No Publiques Ni Copies Sus Textos.  Insisto en que debes interpretar el material de este sitio de Internet, de acuerdo con las condiciones de uso y exención de responsabilidad que figuran en este enlace de este sitio de Internet.

Copyright © 2012 by Mariano Rodríguez.

http://www.marianorodriguez.com