La Naturaleza alivia y sana casi todo

Antes de leer este artículo, debes leer la notificación legal de este sitio de Internet, que figura en el siguiente enlace:

Condiciones De Uso y Exención de Responsabilidad.

En primer lugar tengo que insistir en que NO SOY profesional de la salud, y, por lo tanto, tampoco médico ni nada que se le parezca.  Tengo que recordarte, no solamente porque la ley lo exige, sino porque creo realmente en eso, que nada en este escrito constituye consejo médico ni de ningún profesional de la salud, ni diagnostica, trata, cura ni previene ninguna enfermedad física ni trastorno psicológico, ni sustituye a ninguna recomendación que hayas recibido de tu médico o profesional de la salud, que cualquier acción que realices sobre la base de esta información se toma bajo tu exclusivo riesgo, que las solicitudes de asesoramiento personal de salud que recibamos, quedarán sin respuesta y que los problemas de salud deben consultarse con los profesionales de la salud legalmente habilitados.

La Naturaleza lo sana casi todo, y si no lo sana, lo ALIVIA enormemente.

Si estás sano, la Naturaleza multiplica tu energía física y psíquica, mejora tu presencia y te rejuvenece. El Estilo de Vida Natural es lo ideal para el trabajo intenso intelectual y atlético.

A continuación coloco una lista de EJEMPLOS de malestares de salud sustancialmente ALIVIADOS y generalmente sanados por completo mediante el naturismo higienista, como documentan diversas publicaciones, de diversos autores. Como he anticipado, creo que puede sanarse la gran MAYORÍA de las personas.

acidez,

acné,

Adenocarcinoma,

Adicción a estupefacientes,

adicciones,

aftas,

alergias,

Aliento, halitosis,

Alzheimers,

ancianidad, problemas de la

anemia,

anginas,

ansiedad,

Arritmia,

arrugas de la piel,

Arterias, problemas de,

Arteritis de Takayasu,

articulares, problemas,

Artritis reumatoide,

artritis,

artrosis,

asma,

astigmatismo,

Ataques de cólico de riñón

Audición pobre

auditivos, problemas,

Autismo,

Bolsas en los ojos,

Bursitis,

cabello, problemas del

caída del cabello,

calcificación,

Cáncer de cerebro

Cáncer de colon

Cáncer de cuello

Cáncer de hígado

Cáncer de hueso

Cáncer de Mama

Cáncer de ovario

Cáncer de páncreas

Cáncer de próstata

Cáncer de pulmón

Cáncer de testículo

Cáncer de útero

cáncer,

Cándida,

Cataratas,

Catarros,

Celiaquía,

celulitis,

circulatorio, problemas del sistema,

Colesterol,

Colitis ulcerativa,

Colon espástico,

Concentración mental, problemas de,

Congestión,

conjuntivitis alérgica,

Crohn, enfermedad de,

de piel, problemas de piel

déficit de atención, desorden de,

delgadez,

depresión nerviosa endógena,

depresión,

deseo sexual, déficit de,

Diabetes tipo dos (y cito en este libro al menos dos casos de sanación de diabetes tipo uno),

diarrea,

digestión mala,

digestivo, problemas del sistema,

displasia mamaria,

Diverticulitis,

eccema o eczema,

edema (o hidropesía),

encías, problemas de,

Endometriosis,

energía, falta de,

Enfermedad de Alzheimer

Enfermedad mental

Enfermedad suprarrenal

Enfermedades del Corazón

Enfisema,

epilepsia,

esclerosis en placas,

Esclerosis múltiple,

Espalda, dolor de,

Espolón calcáneo,

esquizofrenia,

Estreñimiento,

fatiga crónica,

fertilidad, problemas de,

fiebre,

gangrena,

gases,

gastritis,

glándulas,  problemas de,

glaucoma,

gordura,

gripes,

hemorroides,

Hepatitis (crónica)

hepatitis,

Hernia de discos,

Herpes,

Hígado, problemas del,

hipertensión arterial,

Hipertensión,

Hipoglucemia,

Hormonales, problemas,

Huesos, problemas de,

ictericia,

impotencia sexual, disfunción eréctil,

incontinencia,

inestabilidad emocional,

infecciones  de oídos,

Infecciones crónicas

Infertilidad,

insomnio,

intestinos, problemas de,

irritabilidad,

lepra,

Linfoma

Lupus eritematoso sistémico

Melanoma,

Memoria, problemas de,

Menstruación, problemas de la,

migrañas,

miopía,

musculares, problemas

neurológicos,

obesidad,

odontológicos, problemas

olor corporal malo,

óseos, problemas

Osteoporosis,

osteoporosis,

palpitaciones,

pánico,

parálisis,

parásitos,

Parkinson,

Pérdida del equilibrio

periartritis reumatoide,

piel grasa,

piel seca,

piel, problemas de,

presión arterial,

próstata, problemas de

psicológicos, problemas

psicosis,

psiquiátricos, problemas

psoriasis,

reproductor, problemas del aparato,

resfríos,

respiratorio, problemas del aparato,

reumatismo,

riñones, problemas de,

Sensibilidad Química

sida,

sífilis,

Síndrome de Bartter

Síndrome de Cushing

Síndrome de las piernas inquietas,

sinusitis,

sistema nervioso, problemas del

Taquicardia,

tendinitis,

tinnitus o acúfenos,

tiroides, problemas de

Tos,

trastorno bipolar,

Úlcera de estómago

úlceras,

uñas, problemas de

várices,

vejiga, problemas de la,

vesícula, problemas,

viruela,

visuales, problemas,

zumbido de oídos,

etcétera.

También se registran excelentes resultados en el tratamiento de fiebre, heridas, quemaduras, intoxicaciones, etcétera.

Esta enunciación de malestares abordados con éxito también me parece totalmente confiable debido a un conjunto de circunstancias.

El abordaje naturista higienista del malestar, como paradigma -o filosofía-, (el cual, me parece científicamente válido y confiable) es el que tiene menor costo en dinero, tiempo, energía, calidad de vida y cantidad de vida y el que provee mayores beneficios de salud.  Generalmente permite evitar los perjuicios de los fármacos y logra prescindir de cirugías y de psicoterapias profesionales prolongadas, incluso en casos donde la medicina farmacoquirúrgica considera imprescindibles los fármacos o la cirugía, y donde la profesión psicoterapéutica recomienda psicoterapias profesionales prolongadas.  El abordaje naturista higienista, integrando minimizadamente -en el menor grado posible- y excepcionalmente recursos farmacoquirúrgicos o psicoterapéuticos profesionales, es el más eficiente, y registra éxito incluso en malestares considerados incurables por la medicina farmacoquirúrgica y en casos desahuciados (declarados sin esperanza) por la medicina farmacoquirúrgica.

UN BUEN MÉDICO DEBERÍA CONDUCIR A SU PACIENTE A LA MEJORA DEL ESTILO DE VIDA, DE TAL MODO QUE FINALMENTE EL FÁRMACO RESULTE INNECESARIO.

El sistema o estilo de vida natural es el más eficiente para aliviar y sanar los estados calificados como enfermedades, prevenirlos, y proporcionar durante toda la vida el mayor grado de salud, calidad de vida, energía psicofísica y longevidad.  Hay quienes fallecieron a los cien años de edad habiendo tenido toda su vida un estilo de vida bastante antinatural.  Pero, con esa genética privilegiada, y demás condiciones favorables a su longevidad, como tal vez su serenidad, si hubieran, además, llevado un estilo de vida natural integral, quizá habrían vivido varias décadas más, quizá habrían aumentado sensiblemente su coeficiente de inteligencia (hay testimonios), quizá habrían multiplicado su energía física de manera impresionante (hay testimonios).  El naturismo agrega vida a los años, y años a la vida.  Pero el naturismo bien entendido es MUCHO MÁS que una alimentación sana.  Donde no hay serenidad, relajación, alegría, optimismo, descanso suficiente, por ejemplo, no hay naturismo.

He conocido ya varias personas que tuvieron una vida muy sana, es decir, que tuvieron una salud extraordinaria durante la mayor parte de su vida, por ejemplo, los primeros setenta años, y que luego, repentinamente, enfermaron y murieron.  Desde una perspectiva filosófica, me cuesta creer que la responsable fue la dieta.  ¿Cómo una dieta que proporciona salud extraordinaria durante décadas, repentinamente provoca la muerte, en un período de un año?.  Desde una perspectiva filosófica, creo que esa muerte fue provocada por una pluralidad de cofactores, o de co-causas.  Y si se me permite una reflexión todavía más profunda, es posible que esa persona haya considerado que su camino en este planeta estaba concluido, que su misión estaba cumplida, que su objetivo ya estaba alcanzado.  Y, en un nivel profundo, y tal vez subconsciente, decidió que ya era tiempo de marcharse.

Este asunto de la longevidad, creo que debe contemplarse con una mirada más amplia que la “dietética”.  Insisto varias veces en este libro en que la salud tiene varios cofactores, y entre ellos, el más importante, en mi opinión, es el “cofactor mental”, por así llamarlo.

Si un gurú de la salud pasa toda su vida padeciendo graves enfermedades, en realidad sería imposible que se convierta en gurú de la salud, porque nadie le creería nada.  Ahora bien, si un gurú de la salud, vive décadas con salud extraordinaria, pero repentinamente enferma y muere, realmente no me parece serio sospechar de la dieta como factor causal determinante.

En el artículo de este enlace desarrollo mis ideas sobre la autogestión y cogestión de la salud.

Mariano Rodríguez

Si Lo Deseas , Menciona Este Material Y Su Dirección de Internet, Pero, Por Favor, No Publiques Ni Copies Sus Textos.  Insisto en que debes interpretar el material de este sitio de Internet, de acuerdo con las condiciones de uso y exención de responsabilidad que figuran en este enlace de este sitio de Internet.

Copyright © 2012 by Mariano Rodríguez.

http://www.marianorodriguez.com